jueves, 31 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 01/02/19

Jesús en sus parábolas nos enseña el arte de vivir. Sólo Él tiene la respuesta a la cuestión fundamental sobre nuestra existencia. Él nos enseña el camino de la felicidad… mejor dicho, Él es el Camino.

En nuestra vida de cristianos tenemos mucho que aprender de Jesús, pero este aprendizaje es un camino arduo. Por eso Jesús nos habla de la semilla: ésta al inicio es casi insignificante, primero germina en pequeños tallos, luego en espigas… es decir, para que el Reino de Dios brote en nuestro corazón se requiere de tiempo, de siembra, de trabajo, de esfuerzo. Esto es así porque las realidades grandes e importantes empiezan en la humildad.

Si queremos seguir a Jesús hemos de comenzar desde lo pequeño, por ejemplo, viviendo más abandonados a la providencia de Dios en nuestro vivir cotidiano, buscando ser más obedientes a sus mandamientos en los detalles, fomentando una actitud de caridad y servicio con los demás. De esta manera, la pequeña semilla sembrada en nuestro corazón por medio de la gracia irá germinando hasta dar frutos de vida que nos alcancen el cielo.

(Fuente nocetnam: Regnum Christi)   

Ejercicios espirituales 2019. Betania

Durante los próximos días 1 al 3 de Marzo, se van a celebrar unos Ejercicios espirituales para familias con niños y adultos organizado por el grupo Familias de Betania, en la Casa de espiritualidad San Pablo en Dos Hermanas dirigidas por el Padre Juan de Dios Larrù.
Para cualquier tipo de información e inscripción pueden hacerlo al teléfono 687538043 hasta el 14 de Febrero.


martes, 29 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 31/01/19

En el rito del bautismo se entrega una vela encendida desde el cirio pascual. Esa luz simboliza la luz de Cristo resucitado. El bautismo nos reviste de Cristo, nos hace hijos de Dios y nos convierte en luz del mundo. El evangelio es muy expresivo y nos pone la imagen de la vela metida debajo de una olla o de una cama. ¡No podemos esconder nuestra fe en Cristo! Todas nuestras obras han de transmitir que creemos en el Señor. Pero no sólo se trata de crecer en la vida de fe, debemos conducirnos de tal manera que cuando lleguemos al final de nuestra existencia el Señor nos encuentre con la llama de la caridad encendida y ardiendo entre las manos. El evangelio nos dice que pongamos atención. Nuestro Señor sabe con qué frecuencia nos distraemos por las cosas que se nos presentan en la vida, por eso nos alerta y nos invita a centrarnos en lo esencial, es decir, en la caridad. Qué fórmula tan sencilla nos da para vivirla: tratar a los demás como queremos ser tratados.

(Fuente nocetnam: Regnum Christi)

Comentario lectura evangelio 30/01/19

Es imposible explicar la parábola del sembrador mejor que Jesús. Solamente tirar un poco de su hilo conductor. Claramente nos dice Jesús que el que recibamos a Dios, el que dejemos que Cristo sea nuestro Dueño y Señor, el que sus palabras de vida empapen e inunden nuestro corazón y permanezcamos siempre en él y den fruto y fruto abundante… depende fundamentalmente de nosotros. Jesús hace bien su labor, como el honrado sembrador, pero nuestra colaboración es indispensable. Si la tierra se niega a recibir la buena semilla… nunca habrá cosecha.

(Fuente nocetnam: Fray Manuel Santos  Sánchez)

domingo, 27 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 29/01/19

Jesús NO habla en este texto de una manera despectiva como tal vez pueda parecernos, sino que, poniendo el acento en lo esencial de su mensaje, nos invita a entrar en un camino progresivo de acercamiento al otro desde el amor. Es lo que hizo María, su Madre, quien llevó a cabo el cumplimiento de las promesas de Dios precisamente por su “fiat”, por su “” constante a los planes divinos. Jesús proclamaba de esta forma que María era su Madre no sólo desde la dimensión biológica, sino también desde la entrega incondicional a todo el plan salvador de Dios en la entrega de Ella misma hacia los demás, apuntando claramente hacia su Madre como el mejor referente y modelo para nuestra existencia en el cumplimiento de la voluntad divina.

Como término de esta reflexión a la que hoy nos da pie el texto evangélico nada mejor que lo que nos dice acerca del mismo el propio San Agustín: “María escuchó la palabra de Dios y la cumplió; llevó en su seno el cuerpo de Cristo, pero más aún guardó en su mente la verdad de Cristo, por tanto, en su seno estuvo Cristo hecho carne, pero es más importante lo que está en la mente que lo que se lleva en el seno

(Fuente nocetnam: Monjas Dominicas Contemplativas,
Monasterio de Trujillo)

Comentario lectura evangelio 28/01/19

Tu presencia y tus actitudes resultaban desafiantes para los conocedores de la ley antigua. Pero, Señor, veo, a veces hasta con tristeza, que ¡sigues siendo una ofensa par la sociedad moderna! Hace más de dos mil años “escandalizabas” a los “maestros” y a los poderosos. Y hoy, creo que el panorama no cambia mucho con intelectuales de “avanzada”. “libre pensadores”, gobernantes mareados por el poder económico, y en general, abanderados de la mediocridad existencial que, además, se atreven a “adoctrinar” a otros más ignorantes y hasta a censurar valores como la castidad, la fidelidad, el respeto a la vida y a la dignidad humana… Pero, por si esto fuera poco, te censuran a Ti, Señor y a tus representantes aquí en la tierra.

Nos toca a nosotros atender nuestra fe siendo testimonio de los valores cristianos y difundiendo la enseñanza del Magisterio de la Iglesia.

(Fuente nocetnam: Regnum Christi )

viernes, 25 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 27/01/19

Nehemías nos va a decir que estemos alegres, que no estemos tristes. Y no hay mejor recomendación previa para escuchar la Palabra de Dios. Refiere el texto de nuestra primera lectura la lectura solemne de la Ley en el Templo de Jerusalén, reconstruido a la vuelta del exilio de Babilonia

El salmo 18 nos marca un contenido histórico y doctrinal que interesa reseñar. Los versículos que se van a proclamar narran precisamente las excelencias de la Ley de Moisés y su uso litúrgico en el Templo. Y hay un trasfondo de entrega de oración humilde por parte del pueblo que reconoce la majestad de Dios. Esto, sin duda, también es muy indicado para nosotros en nuestros tiempos.

El mensaje principal de nuestra segunda lectura, que procede de la Carta los Corintios es que la alegría es una consecuencia clara de la cercanía del Señor. Pablo, el gran Pablo, nos va a contar, como sólo él sabe hacerlo, esa organización prodigiosa que es la Iglesia, nuestra Asamblea, y que está basada en la coordinación neurológica y maravillosa que tiene el cuerpo humano. Sabiendo que Cristo es nuestra cabeza.

El evangelio de Lucas recoge la confirmación de Jesús –con palabras de Isaías— que él es nuestro libertador. Narra Lucas con precisión cinematográfica la escena de la sinagoga de Nazaret. Es el principio de la vida pública de Jesús ya se vislumbran los problemas que tendrá que sufrir nuestro Maestro a lo largo de toda su vida.

Él nos libera de nuestras ataduras y nuestros miedos. Nunca como hoy, en estos tiempos malos, necesitamos la misericordia, la cercanía y la liberación total que nos ofrece Jesús. Confiemos en su Palabra y demos más sentido a nuestras vidas.

Comentario lectura evangelio 26/01/19

«Si consideramos juntamente las figuras de Timoteo y de Tito, nos damos cuenta de algunos datos muy significativos. El más importante es que san Pablo se sirvió de colaboradores para el cumplimiento de sus misiones. Él es, ciertamente, el Apóstol por antonomasia, fundador y pastor de muchas Iglesias. Sin embargo, es evidente que no lo hacía todo él solo, sino que se apoyaba en personas de confianza que compartían sus esfuerzos y sus responsabilidades. Conviene destacar, además, la disponibilidad de estos colaboradores. Las fuentes con que contamos sobre Timoteo y Tito subrayan su disponibilidad para asumir las diferentes tareas, que con frecuencia consistían en representar a san Pablo incluso en circunstancias difíciles. Es decir, nos enseñan a servir al evangelio con generosidad, sabiendo que esto implica también un servicio a la misma Iglesia. Acojamos, por último, la recomendación que el apóstol san Pablo hace a Tito (…): „Es cierta esta afirmación, y quiero que en esto te mantengas firme, para que los que creen en Dios traten de sobresalir en la práctica de las buenas obras. Esto es bueno y provechoso para los hombres‟».

(Benedicto XVI)

jueves, 24 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 25/01/19

La Iglesia nos presenta a san Pablo como modelo de evangelizador que realizó numerosos viajes misioneros para difundir el evangelio. La fe conquistó el corazón de este hombre y lo transformó interiormente. También a nosotros, Cristo nos ofrece su gracia, quiere cambiarnos y renovarnos mediante los sacramentos. ¡Cada uno está llamado a ser un Pablo para el mundo de hoy! Pero para ello, necesitamos dejar que Señor nos robe el corazón hasta poder decir, como san Pablo, que nuestra vida es Cristo y que ya no vivimos nosotros, sino que es Cristo quien vive en cada uno. Dejemos que la gracia nos convierta, abandonemos el afán por el aparecer, por el bienestar, las posesiones, el éxito y nuestro propio yo. Permitámosle a Cristo gobernar en nuestra voluntad, convencidos de que lo que Dios nos pide es siempre lo mejor. Pablo nos enseña que la vida cristiana no se resume en negación, sino en entrega. Quien se deja cautivar por Jesús no puede dejar de testimoniar la alegría de su seguimiento.

(Fuente nocetnam.)

miércoles, 23 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 24/01/19

Tanta era la atracción de Cristo en vida que en la playa no había lugar para él. Sube a una barca para poder enseñarles a todos las cosas del Reino.

Cristo desea subir a una barca. Allí hay muchísimas, pero Él sólo subirá a una. Es la primera vez que Cristo hace una cosa semejante. Él quiere hablarle a la gente, pero se encuentra impedido por el poco espacio. Él te pide permiso para subir a la barca de tu vida y desde allí llamar a todos a la felicidad.
Él puede cambiar tu vida, como lo hizo con sus apóstoles. Eran rudos pescadores, y terminaron dando su vida por la extensión del Reino. Ahora te toca a ti. Dios te quiere subir a su barca para cambiar tu vida y la de los hombres que escuchen su voz a través del medio que eres tú. No te preocupes si no te sientes apto para ser instrumento de Dios, Él hará todo si tú le das tu sí. Y ya verás cómo serás feliz haciendo felices a los demás.

(Fuente nocetnam: Padre Juan Pablo Menéndez)

martes, 22 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 23/01/19

“ ¿Está permitido en sábado, salvar la vida de un hombre?

La escena se realiza un sábado en la sinagoga. Jesús ,se encuentra con los fariseos, que buscan algún motivo para quitarle la vida, ahora encuentran una ocasión propicia para ello: si cura en sábado no cumple la Ley, si no lo hace, sus enseñanzas no son creíbles.

Jesús, que conoce sus malas intenciones, siente pena por ellos, por su obstinación ,y les pregunta:¿Qué está permitido en sábado?;¿Hacer lo bueno, o lo malo?;¿Salvar la vida de un hombre o dejarlo morir?.

Ante tal pregunta, son ellos los que no quieren quedar mal, por eso prefieren callar…
Jesús cura al enfermo, produciendo la indignación y la envidia de sus interlocutores que quieren acabar con él y buscan a los herodianos, partidarios de Herodes Antipas, para que lo hagan.

La envidia ha existido desde los inicios de la humanidad, también ahora sentimos pena por el bien que hacen otros y con excusas buscamos como cortarles.

¿Dónde nos situamos?; ¿No está pasando esto con la Iglesia cuando sus enemigos no quieren ver el bien que hace?.

(Fuente nocetnam: Hna. María Pilar  Garrúes El Cid)

sábado, 19 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 22/01/19

Aunque hayamos oído muchas veces los pasajes evangélicos relativos al sábado, tenemos que colocarnos, para entenderlos, en la mentalidad judía de entonces, porque, en general, nosotros hoy no damos tanta importancia a lo que hagamos el sábado, o en nuestro domingo, y no vemos que ciertas actuaciones vayan en contra de Dios. Pero para los judíos del tiempo de Jesús, cumplir todos los mandatos relativos al sábado era una manera de glorificar a Dios, de obedecer, de venerar y ensalzar a Dios. Y no cumplirlos era ir contra Dios.

Como siempre, acudamos Jesús, nuestro único Maestro y Señor, en busca de luz. Después de oír a Jesús en lo relativo a la unión, que no se puede romper, entre el amor a Dios y el amor al hombre, comprendemos bien que ayudar al hombre, sea en sábado, sea en lunes, sea en cualquier circunstancia, no puede ir en contra de Dios. No se puede amar a Dios si no se ama al hombre. Ayudar al hombre es amar a Dios, es venerar a Dios. Todo lo que conduzca a acrecentar la vida del hombre, a que viva mejor, más feliz… es glorificar a Dios. No hay ley humana ni divina que impida hacer el bien al hombre. Tampoco la del sábado.

(Fuente Nocetnam: Fray Manuel Santos Sánchez)

Comentario lectura evangelio 21/01/19

El Evangelio habla de una cierta novedad: “tela nueva”, “vino nuevo”, “odres nuevos”… Es que Jesús nos llama a dejar lo viejo, lo desgastado, la rutina; en resumen, nos invita a desprendernos de aquel espíritu deteriorado y débil con el que a veces vivimos nuestra fe. El Señor nos llama a más, a estar en acto de entrega y en pie de lucha. A vivir con el espíritu de lo “nuevo”, es decir, con un amor y un fervor siempre renovado. 

El cristianismo no es solamente una comunicación de contenidos que se pueden saber. No, el Evangelio es una comunicación que comporta hechos y cambia la vida. Quien es cristiano vive de otra manera porque se le ha dado una vida nueva. El amor a Jesús ha de ser constantemente “nuevo”, en sentido dinámico y activo. Nuestra fe ha de ser transformante. Para que nuestro amor a Dios sea nuevo cada día debe alimentarse en la oración y en los sacramentos. Pidámosle al Señor la gracia para que nos ayude a renovar nuestro amor a Él.

Fuente nocetnam: Regnum Christi 

Comentario lectura evangelio 20/01/19

San Juan que vivió con María cuando el Señor se marchó a los cielos; él, que la tomó como madre por encargo de Jesús agonizante en la cruz; él, que fue el discípulo amado, sólo habla dos veces de la Virgen en todo su evangelio; aquí en Caná y luego cuando refiere la crucifixión en el Calvario. Son pocas veces, desde luego, para todo lo que él habría escuchado de labios de Santa María. Sin embargo, cuanto dice es más que suficiente para que podamos conocer la categoría excelsa de Nuestra Señora, la madre de Jesús, como siempre la llama Juan. Ya con este detalle nos está enseñando que María es la madre de Dios, un hecho que es el punto de arranque y la base teológica en donde se apoya toda la grandeza soberana de la Virgen, privilegio singular del que derivan todos los demás.

Con este milagro, realizado gracias a la intervención de María, se pone de manifiesto: Por un lado la ternura de su corazón materno, el desvelo por las necesidades de sus hijos; y por otra parte aparece su poder de intercesión ante su divino Hijo, que se siente incapaz de no atender la súplica de su Madre santísima. Con razón, por tanto, la podemos invocar como Madre de misericordia y como la Omnipotente suplicante.

Cuánto nos ama el Señor. No sólo muere por nosotros en la cruz y derrama toda su sangre para redimirnos. Además nos entrega lo que le era más querido y entrañable, a su propia Madre, para que lo sea también nuestra. Con razón la llamamos "spes nostra", esperanza nuestra y causa de nuestra alegría. Quien confíe en ella no se verá jamás defraudado, lo mismo que nunca defrauda el amor de una buena madre al hijo de sus entrañas.


(Fuente Nocetnam: Padre Antonio García-Moreno)

jueves, 17 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 19/01/19

La llamada de Jesús a Mateo nos enseña también que la invitación de seguir a Jesús de más cerca puede llegar en medio de las circunstancias ordinarias de la vida, mientras realizamos nuestro trabajo cotidiano, pero hay que estar atento para escucharlo.

El apóstol del que nos habla el evangelista Marcos, nos da ejemplo del seguimiento pronto e inmediato de Jesús. “El se levantó y lo siguió”. Pensemos que Mateo tuvo que abandonarlo todo, por ejemplo, una fuente de ingresos y de salario seguro. Así debemos ser nosotros, en nuestro apego a las riquezas o a los bienes materiales, y desprendernos de ellos prontamente. San Mateo nos empuja también a desprendernos de los pecados o faltas habituales, esas de las que siempre nos confesamos, esas de las que con un pequeño esfuerzo podríamos corregirnos. Nunca permitamos una adhesión consciente a una falta o pecado.

miércoles, 16 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 18/01/19

Todo lo que sucede en este pasaje evangélico nos habla de la oración. Una oración que no se expresa tanto con palabras sino con los hechos: el paralítico y los cuatro hombres que lo llevaban, oran en silencio. Ni siquiera les vemos pronunciar una palabra. Simplemente tratan de superar todos los obstáculos para acercarse a Jesús: subieron al enfermo en su camilla hasta el techo de aquella casa donde se encontraba el Señor y comenzaron a remover las piezas de la cubierta. Jesús estaba tan sorprendido de su actitud, audaz y filial, que esto le permitió obrar el milagro de perdonar sus pecados y curar al hombre de su parálisis.

Los cristianos necesitamos practicar diversas virtudes para poder acercarnos a Jesús como lo hicieron esos hombres. Hace falta paciencia para perseverar en el bien, se requiere constancia para vencer las dificultades, etc. Los hombres que cargaron al paralítico acercaron a su amigo enfermo a Jesús. Hagamos nosotros lo mismo. Que nuestro buen ejemplo lleve a muchos hasta Cristo.

Comentario lectura evangelio 17/01/19

El Señor siempre desea sanarnos de nuestras flaquezas y de nuestros pecados. Y no tenemos necesidad de esperar meses ni días para que pase cerca de nuestra ciudad, o junto a nuestro pueblo... Al mismo Jesús de Nazaret que curó a este leproso le encontramos todos los días en el Sagrario más cercano, en la intimidad del alma en gracia, en el sacramento de la Penitencia. «Es Médico y cura nuestro egoísmo, si dejamos que su gracia penetre hasta el fondo del alma. Jesús nos ha advertido que la peor enfermedad es la hipocresía, el orgullo que lleva a disimular los propios pecados. Con el Médico es imprescindible una sinceridad absoluta, explicar enteramente la verdad y decir: Domine, si vis, potes me mundare (Mt 8, 2), Señor, si quieres –y Tú quieres siempre–, puedes curarme. Tú conoces mi flaqueza; siento estos síntomas, padezco estas otras debilidades. Y le mostramos sencillamente las llagas; y todas las miserias de nuestra vida.

(Fuente Nocetnam: Padre Francisco Fernández Carvajal)

domingo, 13 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 16/01/19

«Sabéis que no estáis solos en vuestro dolor, porque Cristo mismo es solidario con los que sufren. Él revela a quienes padecen el lugar que tienen en el corazón de Dios y en la sociedad. El evangelista Marcos nos ofrece como ejemplo la curación de la suegra de Pedro. Dice que le hablan a Jesús de la enferma sin más preámbulos, y ‘Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó’. En este pasaje del Evangelio, vemos a Jesús pasar un día con los enfermos para confortarlos. Así, con gestos concretos, nos manifiesta su ternura y bondad para con todos los que tienen el corazón roto y el cuerpo herido (…). Al ver la infamia que se le hace a Jesús, contemplando su rostro en la Cruz y reconociendo la atrocidad de su dolor, podemos vislumbrar, por la fe, el rostro radiante del Resucitado que nos dice que el sufrimiento y la enfermedad no tendrán la última palabra en nuestra vida humana. (…) Miremos a Aquel que desea nuestro bien y sabe enjugar las lágrimas de nuestros ojos. Aprendamos a abandonarnos en sus brazos como un niño pequeño»

Benedicto XVI

Comentario lectura evangelio 15/01/19

Jesús acaba de empezar su predicación anunciando la llegada del Reino de Dios, el gran proyecto de Dios para toda la humanidad. Un Reino donde solo Dios, que es Padre, será el Rey, y todos los enemigos de Dios, todos los otros pequeños reyes, desaparecerán, serán eliminados, no tendrá ningún poder sobre el hombre. Como prueba de ello, en Marcos, Jesús empieza su actividad expulsando a un enemigo de Dios, de los que se oponen a que Dios reine en el corazón de los hombres. Los oyentes de Jesús, en torno a la sinagoga, quedan asombrados tanto de su doctrina, que no es como la de los escribas, sino que enseña “con autoridad”, como de su poder contra los espíritus inmundos. “¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen”. 

Ojalá tengamos esa misma reacción nosotros. Ante la persona de Jesús, ante sus palabras, ante su amor, ante sus promesas, ante su vida, muerte y resurrección… y caigamos en la cuenta de que estamos ante alguien que está por encima de nosotros, ante el Hijo de Dios y, de una u otra manera expresemos nuestra admiración y nuestra adhesión a él. “¿Qué es esto?” y dejemos que él y sólo él sea el Rey y Señor de nuestra vida.

Fray Manuel Santos Sánchez.

Comentario lectura evangelio 14/01/19

Cada día vuelve a resonar en nuestro corazón la invitación de Cristo: “Síganme”. Sus palabras no son ni poéticas ni metafóricas. Nos revelan con palmaria claridad la llamada a vivir en su amistad. Es relativamente fácil hacer brotar el amor a Cristo y el entusiasmo por su persona, pero es más difícil continuar con ese entusiasmo cuando se palpan las exigencias de su seguimiento. 

Para perseverar en la fidelidad a Él necesitamos recomenzar cada día. ¡Tomemos cada día como una oportunidad para crecer en su amor, en su imitación, en su seguimiento! Tal vez durante la jornada tengamos muchas cosas por hacer, pero lo más importante es que por medio de todo eso amemos, imitemos y sigamos a Jesucristo. La amistad con Cristo es tan grande que nos llama a ser una sola cosa con Él. A vivir como Él. A pensar como Él. A trabajar por Él. A gozar y sufrir por Él. Si Cristo está vivo, presente, cercano a cada uno de nosotros ayudaremos a otros a seguirlo. No podemos ofrecer a los demás mejor regalo.

(Fuente Nocetnam: Regnum Christi) 

sábado, 12 de enero de 2019

Santo del Día: Presentación del Señor


Aunque esta fiesta del 2 de febrero cae fuera del tiempo de navidad, es una parte integrante del relato de navidad. Es una chispa de fuego de navidad, es una epifanía del día cuadragésimo. Navidad, epifanía, presentación del Señor son tres paneles de un tríptico litúrgico.
Es una fiesta antiquísima de origen oriental. La Iglesia de Jerusalén la celebraba ya en el siglo IV. Se celebraba allí a los cuarenta días de la fiesta de la epifanía, el 14 de febrero. La peregrina Eteria, que cuenta esto en su famoso diario, añade el interesante comentario de que se "celebraba con el mayor gozo, como si fuera la pascua misma"'. Desde Jerusalén, la fiesta se propagó a otras iglesias de Oriente y de Occidente. En el siglo VII, si no antes, había sido introducida en Roma. Se asoció con esta fiesta una procesión de las candelas. La Iglesia romana celebraba la fiesta cuarenta días después de navidad.
Entre las iglesias orientales se conocía esta fiesta como "La fiesta del Encuentro" (en griego, Hypapante), nombre muy significativo y expresivo, que destaca un aspecto fundamental de la fiesta: el encuentro del Ungido de Dios con su pueblo. San Lucas narra el hecho en el capítulo 2 de su evangelio. Obedeciendo a la ley mosaica, los padres de Jesús llevaron a su hijo al templo cuarenta días después de su nacimiento para presentarlo al Señor y hacer una ofrenda por él.
Esta fiesta comenzó a ser conocida en Occidente, desde el siglo X, con el nombre de Purificación de la bienaventurada virgen María. Fue incluida entre las fiestas de Nuestra Señora. Pero esto no era del todo correcto, ya que la Iglesia celebra en este día, esencialmente, un misterio de nuestro Señor. En el calendario romano, revisado en 1969, se cambió el nombre por el de "La Presentación del Señor". Esta es una indicación más verdadera de la naturaleza y del objeto de la fiesta. Sin embargo, ello no quiere decir que infravaloremos el papel importantísimo de María en los acontecimientos que celebramos. Los misterios de Cristo y de su madre están estrechamente ligados, de manera que nos encontramos aquí con una especie de celebración dual, una fiesta de Cristo y de María.
La bendición de las candelas antes de la misa y la procesión con las velas encendidas son rasgos chocantes de la celebración actual. El misal romano ha mantenido estas costumbres, ofreciendo dos formas alternativas de procesión. Es adecuado que, en este día, al escuchar el cántico de Simeón en el evangelio (Lc 2,22-40), aclamemos a Cristo como "luz para iluminar a las naciones y para dar gloria a tu pueblo, Israel".




Santo del Dia: San Juan Bosco


Hijo de un humilde matrimonio campesino, su niñez fue dura, pues después de perder a su padre tuvo que trabajar sin descanso para sacar adelante la hacienda familiar. Se cuenta que aprendió a leer en cuatro semanas; quería estudiar para ser sacerdote, por lo que tenía que hacer todos los días a pie unos diez kilómetros (a veces descalzo, por no gastar zapatos) para ir a estudiar al liceo de Chieri. Con el fin de pagar sus estudios trabajó en toda clase de oficios.
En 1835 ingresó en el seminario arzobispal de Turín, y en 1841 fue ordenado sacerdote. Ya por entonces sentía una viva preocupación por la suerte de los niños pobres de los barrios obreros de Turín, que vivía por aquellos años el auge de la Revolución Industrial, y particularmente por su imposibilidad de acceso a la educación. Inspirándose en San Felipe Neri y en el prelado francés San Francisco de Sales, en 1844 fundó el Oratorio de San Francisco de Sales, cuya sede fijó dos años después en una casa de la periferia.
Estableció luego las bases de la Congregación de los sacerdotes de San Francisco de Sales, o salesianos (1851), aprobada en 1860, y de su rama femenina, el Instituto de Hijas de María Auxiliadora. Tales instituciones, dedicadas a la enseñanza de los niños pobres, se desarrollaron con rapidez gracias al impulso de uno de los grandes pedagogos del siglo XIX. Además de recibir una educación cristiana, los alumnos podían familiarizarse e instruirse en diversos oficios, razón por la que se ha visto en Don Bosco a uno de los precursores de la moderna formación profesional. Desde el punto de vista metodológico, Don Bosco implantó lo que él mismo denominaba «sistema preventivo», frente al sistema represivo tradicional.
La orden salesiana alcanza hoy en día 17.000 centros en 105 países, con 1.300 colegios y 300 parroquias, mientras que el instituto femenino de María Auxiliadora (las Hermanas Salesianas) posee 16.000 centros en 75 países, dedicados a la educación de la juventud pobre. Ya en vida de Don Bosco las instituciones por él fundadas llegaron a reunir más de cien mil niños pobres bajo su protección; su fama como educador y como santo favoreció su relación con importantes personalidades de su tiempo (entre ellas el monarca italiano Víctor Manuel II y los papas Pio IX y León XIII) y el apoyo a su labor filantrópica.
Además de su labor educadora y fundadora, San Juan Bosco publicó más de una cuarentena de libros teológicos y pedagógicos, entre los cuales cabe destacar El joven instruido, del que se llegaron a publicar más de cincuenta ediciones y un millón de ejemplares sólo en el siglo XIX.

El propio santo se encargó también de compilar y editar los llamados Sueños de Don Bosco, un total de 159 sueños en ocasiones premonitorios que tuvo a lo largo de su vida, el primero de ellos a los nueve años. Cuenta Don Bosco que, a esa edad, soñó que se hallaba en el patio de un colegio y que se lanzaba a puñetazos contra un grupo de muchachos que «decían malas palabras». Apareció entonces Jesucristo, quien le indicó que los vencería «no con puños, sino con amabilidad», y luego la Virgen María, que anticipó su destino de educador: su misión sería llevar la mansedumbre a los niños, una vez se hubiera hecho él mismo «humilde, fuerte y robusto».
San Juan Bosco murió la madrugada del 31 de enero de 1888 en Turín. Durante tres días, la ciudad piamontesa desfiló ante su capilla ardiente, a cuyo entierro acudieron más de trescientos mil fieles. Fue beatificado en 1929 y canonizado en 1934, durante el pontificado de Pio XI; para su canonización se presentaron seiscientos cincuenta milagros obrados por él. Su festividad se conmemora el día de su fallecimiento, el 31 de enero.




Santo del Dia: Santo Tomas de Aquino


Nace en el Castillo de Rocaseca, cerca de Nápoles, Italia, en 1225.
Es el último hijo varón de una numerosa familia de doce hijos. Su padre se llamaba Landulfo de Aquino.
Alto, grueso, bien proporcionado, frente despejada, porte distinguido, una gran amabilidad en el trato, y mucha delicadeza de sentimientos.
Cerca del Castillo donde nació estaba el famoso convento de los monjes Benedictinos llamado Monte Casino. Allí lo llevaron a hacer sus primeros años de estudios.

Los monjes le enseñaron a meditar en silencio. Es el más piadoso, meditabundo y silencioso de todos los alumnos del convento. Lo que lee o estudia lo aprende de memoria con una facilidad portentosa.
Continúa sus estudios por cinco años en la Universidad de Nápoles. Allí supera a todos sus compañeros en memoria e inteligencia. Conoce a los Padres Dominicos y se entusiasma por esa Comunidad. Quiere entrar de religioso, pero su familia se opone. El religioso huye hacia Alemania, pero por el camino lo sorprenden sus hermanos que viajan acompañados de un escuadrón de militares y lo ponen preso. No logran quitarle el hábito de dominico, pero lo encierran en una prisión del castillo de Rocaseca.

Tomás aprovecha su encierro de dos años en la prisión para aprenderse de memoria muchísimas frases de la S. Biblia y para estudiar muy a fondo el mejor tratado de Teología que había en ese tiempo, y que después él explicará muy bien en la Universidad.
Sus hermanos al ver que por más que le ruegan y lo amenazan no logran quitarle la idea de seguir de religioso, le envían a una mujer de mala vida para que lo haga pecar. Tomás toma en sus manos un tizón encendido y se lanza contra la mala mujer, amenazándola con quemarle el rostro si se atreve a acercársele. Ella sale huyendo y así al vencer él las pasiones de la carne, logró la Iglesia Católica conseguir un gran santo. Si este joven no hubiera sabido vencer la tentación de la impureza, no tendríamos hoy a este gran Doctor de la Iglesia.
Esa noche contempló en sueños una visión Celestial que venía a felicitarlo y le traía una estola o banda blanca, en señal de la virtud, de la pureza que le concedía Nuestro Señor.
Liberado ya de la prisión lo enviaron a Colonia, Alemania, a estudiar con el más sabio Padre Dominico de ese tiempo: San Alberto Magno. Al principio los compañeros no imaginaban la inteligencia que tenía Tomás, y al verlo tan robusto y siempre tan silencioso en las discusiones le pusieron de apodo: "El buey mudo". Pero un día uno de sus compañeros leyó los apuntes de este joven estudiante y se los presentó al sabio profesor. San Alberto al leerlos les dijo a los demás estudiantes: "Ustedes lo llaman el buey mudo. Pero este buey llenará un día con sus mugidos el mundo entero". Y así sucedió en verdad después.
Sus compañeros de ese tiempo dejaron este comentario: "La ciencia de Tomás es muy grande, pero su piedad es más grande todavía. Pasa horas y horas rezando, y en la Misa, después de la elevación, parece que estuviera en el Paraíso. Y hasta se le llena el rostro de resplandores de vez en cuando mientras celebra la Eucaristía.
A los 27 años, en 1252, ya es profesor de la famosísima Universidad de París. Sus clases de teología y filosofía son las más concurridas de la Universidad. El rey San Luis lo estima tanto que lo consulta en todos los asuntos de importancia. Y en la Universidad es tan grande el prestigio que tiene y su ascendiente sobre los demás, que cuando se traba una enorme discusión acerca de la Eucaristía y no logran ponerse de acuerdo, al fin los bandos aceptan que sea Tomás de Aquino el que haga de árbitro y diga la última palabra, y lo que él dice es aceptado por todos sin excepción.
En 1259 el Sumo Pontífice lo llama a Italia y por siete años recorre el país predicando y enseñando, y es encargado de dirigir el colegio Pontificio de Roma para jóvenes que se preparan para puestos de importancia especial.
En 4 años escribe su obra más famosa: "La Suma Teológica", obra portentosa en 14 tomos, donde a base de Sagrada Escritura, de filosofía y teología y doctrina de los santos va explicando todas las enseñanzas católicas. Es lo más profundo que se haya escrito en la Iglesia Católica.
En Italia la gente se agolpaba para escucharle con gran respeto como a un enviado de Dios, y lloraban de emoción al oírle predicar acerca de la Pasión de Cristo, y se emocionaban de alegría cuando les hablaba de la Resurrección de Jesús y de la Vida Eterna que nos espera.
El Romano Pontífice le encargó que escribiera los himnos para la Fiesta del Cuerpo y Sangre de Cristo, y compuso entonces el Pangelingua y el Tantumergo y varios otros bellísimos cantos de la Eucaristía (dicen que el Santo Padre encargó a Santo Tomás y a San Buenaventura que cada uno escribiera unos himnos, pero que mientras oía leer los himnos tan bellos que había compuesto Santo Tomás, San Buenaventrua fue rompiendo los que él mismo había redactado, porque los otros le parecían más hermosos). Después de haber escrito tratados hermosísimos acerca de Jesús en la Eucaristía, sintió Tomás que Jesús le decía en una visión: "Tomás, has hablado bien de Mi. ¿Qué quieres a cambio?". Y el santo le respondió: "Señor: lo único que yo quiero es amarte, amarte mucho, y agradarte cada vez más".
De tal manera se concentraba en los temas que tenía que tratar, que un día estando almorzando con el rey, de pronto dio un puñetazo a la mesa y exclamó: "Ya encontré la respuesta para tal y tal pregunta". Después tuvo que presentar excusas al rey por estar pensando en otros temas distintos a los que estaban tratando los demás en la conversación.
Pocos meses antes de morir tuvo una visión acerca de lo sobrenatural y celestial, y desde entonces dejó de escribir. Preguntado por el Hermano Reginaldo acerca de la causa por la cual ya no escribía más, exclamó: "Es que, comparando con lo que vi en aquella visión, lo que he escrito es muy poca cosa".
Santo Tomás logró que la filosofía de Aristóteles llegara a ser parte de las enseñanzas de los católicos. Este santo ha sido el más famoso profesor de filosofía que ha tenido la Iglesia.
Tan importantes son sus escritos que en el Concilio de Trento (o sea la reunión de los obispos del mundo), los tres libros de consulta que había sobre la mesa principal eran: la Sagrada Biblia, los Decretos de los Papas, y la Suma Teológica de Santo Tomás.
Decía nuestro santo que él había aprendido más, arrodillándose delante del crucifijo, que en la lectura de los libros. Su secretario Reginaldo afirmaba que la admirable ciencia de Santo Tomás provenía más de sus oraciones que de su ingenio. Este hombre de Dios rezaba mucho y con gran fervor para que Dios le iluminara y le hiciera conocer las verdades que debía explicar al pueblo.
Su humildad: Cumplía exactamente aquel consejo de San Pablo: "Consideren superiores a los demás". Siempre consideraba que los otros eran mejores que él. Aun en las más acaloradas discusiones exponía sus ideas con total calma; jamás se dejó llevar por la cólera aunque los adversarios lo ofendieran fuertemente y nunca se le oyó decir alguna cosa que pudiera ofender a alguno. Su lema en el trato era aquel mandato de Jesús: "Tratad a los demás como deseáis que los demás os traten a vosotros".
Su devoción por la Virgen María era muy grande. En el margen de sus cuadernos escribía: "Dios te salve María". Y compuso un tratado acerca del Ave María.

El Sumo Pontífice lo envió al Concilio de Lyon, pero por el camino se sintió mal y fue recibido en el monasterio de los monjes cistercienses de Fosanova. Cuando le llevaron por última vez la Sagrada Comunión exclamó: "Ahora te recibo a Ti mi Jesús, que pagaste con tu sangre el precio de la redención de mi alma. Todas las enseñanzas que escribí manifiestan mi fe en Jesucristo y mi amor por la Santa Iglesia Católica, de quien me profeso hijo obediente".

Murió el 7 de marzo de 1274 a la edad de 49 años.
Fue declarado santo en 1323 apenas 50 años después de muerto. Y sus restos fueron llevados solemnemente a la Catedral de Tolouse un 28 de enero. Por eso se celebra en este día su fiesta.




Santo del Dia: San Francisco de Sales

San Francisco nació en el castillo de Sales, en Saboya, el 21 de agosto de 1567. Fue bautizado al día a siguiente en la Iglesia de Thorens, con el nombre de Francisco Buenaventura.

De niño Francisco fue muy delicado de salud ya que nació prematuro; pero gracias al cuidado que recibía, se pudo recuperar y fortalecerse con los años. La madre de Francisco fue Francisca de Boisy una mujer sumamente amable y profundamente piadosa.

San Francisco fue beatificado por el Papa Alejandro VII en el 1661, y el mismo Papa lo canonizó en el 1665, a los 43 años de su muerte.

En el 1878 el Papa Pío IX, considerando que los tres libros famosos del santo: "Las controversias"(contra los protestantes); La Introducción a la Vida Devota" (o Filotea) y El Tratado del Amor de Dios (o Teótimo), tanto como la colección de sus sermones, son verdaderos tesoros de sabiduría, declaró a San Francisco de Sales "Doctor de la Iglesia", siendo llamado "El Doctor de la amabilidad".


Santo del Dia: Beato Marcelo Espinola Maestre


Nació el 14 de enero de 1835 en la isla San Fernando, diócesis de Cádiz (España), sus padres fueron el Márquez Don Juan Spínola y Doña Antonia Maestre y Osorno,

El 29 de junio de 1856, obtiene la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Sevilla. Establece bufete en Huelva, al servicio gratuito de los pobres, y ejerce allí como abogado hasta que pasa a Sanlúcar de Barrameda, por destino de su padre comandante de Marina.

Es ordenado sacerdote el 21 de mayo de 1864, en Sevilla.

Celebra su primera misa en la iglesia de san Felipe Neri de la misma ciudad, el 3 de junio, festividad del corazón de Jesús. Durante sus primeros años de sacerdocio es capellán de la Iglesia de la Merced en Sanlúcar de Barrameda.

Es nombrado por el cardenal Lastra párroco de San Lorenzo de Sevilla, y ejerce como tal desde el 17 de marzo de 1871 hasta el 28 de mayo de 1879, en que el arzobispo Joaquín Lluch le nombra canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Sevilla.

Nombrado por León XIII para la diócesis de Coria (Cáceres), en el Consistorio de 10 de noviembre de 1884, ocupa la diócesis del 7 de marzo de 1885 al 5 de agosto de 1886, siendo inmediatamente destinado a la diócesis de Málaga de 16 de septiembre de 1886 a 8 de febrero de 1896, y posteriormente preconizado a la arzobispal de Sevilla, cargo que ocupa desde el 11 de febrero de 1896 a 19 de enero de 1906, para ser nombrado cardenal por Pío X, en el consistorio de 11 de diciembre de 1905.

El 31 de diciembre de 1905, su Majestad el rey de España, Alfonso XIII, le impone la birreta cardenalicia.

Fundó en Coria (Cáceres) en 1885 la Congregación de las Esclavas del Divino Corazón junto con la Sierva de Dios, Madre Celia Méndez y Delgado.

El 19 de enero de 1906, en la ciudad de Sevilla, partió a la casa de Nuestro Padre.

Su santidad Juan Pablo II, en su visita a Sevilla el 5 de noviembre de 1982, oró ante su sepulcro, que visitó expresamente.


Comentario lectura evangelio 13/01/19

Jesús bajó a bautizarse como uno más. Es impactante esta escena del Evangelio, pues vemos a Jesús, Dios hecho hombre, que no tiene pecado ninguno, unirse a la fila de los que se acercaban a Juan para que los bautizase. Es un acto de humildad el de Cristo, que se pone a la cola como un pecador más, en espera de recibir el agua purificadora del Bautista. Dios está entre los hombres, pero ellos no le reconocen. Hasta que, al salir Jesús del agua del Jordán, Dios se pronuncia, hace resonar su voz desde el cielo, y presenta a Cristo como su hijo amado: “Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto”. 

Ésta es la epifanía que hoy celebramos: la manifestación de Cristo como el Hijo amado del Padre. Y esta escena se completa con la venida del Espíritu Santo que, en forma de paloma, se posa sobre Cristo. Queda por tanto de manifiesto en el Bautismo del Señor, que Cristo es el Hijo, que ha salido del Padre, como hemos celebrado esta Navidad, que se ha hecho hombre y que tiene la fuerza del Espíritu Santo para hablar y actuar en nombre de Dios Padre. Se cumple así lo que el profeta Isaías anunciaba en el primer cántico del Siervo de Yahvé que hemos escuchado en la primera lectura de hoy: “Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, a quien prefiero. Sobre él he puesto mi espíritu, para que traiga el derecho a las naciones”.

(Fuente Nocetnam: Francisco Javier Colominas Campos)

Con esta solemnidad concluimos el tiempo de Navidad y volvemos de nuevo al Tiempo Ordinario.  FELIZ DOMINGO.

viernes, 11 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 12/01/19

Nos sugiere el Evangelio pensar que si la alegría de Juan fue grande por saber que era Cristo quien estaba bautizando, lo fue también por tener la oportunidad de estar compartiendo este hecho con los discípulos que había estado formando. Y es que ya era una realidad que su predicación de penitencia y conversión se abría, con el Señor, hacia el horizonte de la Redención. Quizás nosotros, padres de familia o formadores y educadores, hemos de aprender de Juan a no cejar en el esfuerzo por instruir y formar con seriedad a quienes Dios nos ha confiado, y de esta manera, como Juan, saber que el fin de nuestra labor ha de ser encauzarlos hacia la definición por la persona de Jesucristo.

La frase de Juan: “Es preciso que Él crezca y yo disminuya” puede convertirse en el lema de todo el que quiera seguir a Cristo. Podría ser éste el fundamento de esa renovación que, con la ayuda del Espíritu Santo, debemos hacer de nuestra vida. Hemos de darle el primer lugar en nuestro corazón al Señor y empezar o reanudar la vivencia de un programa en el que oración y vida de sacramentos sean el cimiento, el apoyo y el sostén del actuar.

jueves, 10 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 11/01/19

En el relato de San Lucas vemos como Jesús, ante el leproso que se presenta ante Él, rostro en tierra, siente compasión, y al decirle el leproso "si quieres puedes curarme", Jesús, extendiendo la mano, lo toca y le confirma "Quiero, queda limpio".

El maestro comienza por un gesto de cariño extendiendo su mano y tocándolo, cosa que estaba proscrita para los judíos, pues consideraban al leproso como "impuro", y, de hecho, éstos debían anunciarse como impuros cuando se acercaba alguien e, incluso, vivir alejados de las poblaciones. Jesús, como siempre, le advierte que no lo diga a nadie y que ofreciera al sacerdote lo que prescribía Moisés por la purificación.

Los hechos de Jesús no pasaban desapercibidos, y la gente hablaba cada vez más de Él y acudían de todas partes a oírle y a que les curara.

Pero Jesús no quería darse un "baño de multitudes" y, en el momento que podía, se retiraba a un sitio solitario para orar.

¡Qué diferencia con la actitud puramente humana! La mayoría queremos que se hable de nosotros, que reconozcan nuestros méritos, que nos convirtamos en personas preeminentes y en la admiración de quienes nos rodean.

Jesús, por el contrario, ante una curación milagrosa dice: “tu fe te ha salvado”, como quitándose importancia, y al mismo tiempo les invita a que no digan nada a nadie.

Jesús huye del protagonismo y no le gusta la adulación, por eso, en el momento que puede, busca la soledad, para poder orar al Padre que lo ha enviado.

(Fuente Nocetnam: Fraternidad Laical Dominicana Torrent, Valencia)

FELIZ VIERNES!!

miércoles, 9 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 10/01/19

Jesús se sitúa en la sinagoga de su pueblo. Allí inicia su misión. Proclama la lectura del Libro de Isaías, donde se expresa que en Él se cumple las escrituras. Empieza el camino de la liberación de los cautivos de la vida.

Palabras de gracia salen de sus labios. Son palabras reconocidas y admiradas. Atraen los corazones de la gente. Palabras que confortan, que construyen, que devuelven la dignidad. Palabras que resucitan los ánimos, y devuelven a los hombres a su camino.

Jesús se vuelve un referente para la vida de los pobres, hay alguien que habla con dignidad de ellos. Por fin hay alguien que quiere devolverles su dignidad de hijos de Dios. Esas palabras son la actualización de esa condición. Por fin hay alguien que habla de Dios, de su cercanía, que saca al pobre de la soledad total.

Jesús emprende un nuevo camino donde el amor será una fiel expresión de su relación con Dios. Un amor que parte de su relación con el Padre. Un amor que se cumple no solo de palabra sino como acontecimiento de esperanza. Una promesa que expresa la fidelidad de Dios para con su pueblo. Una promesa que se cumple.

Ese Jesús sigue siendo un referente para nuestros días. Un referente para nuestros sueños y esperanzas. Sus Palabras siguen siendo actuales y  admiradas por aquellos que quieran profundizar en ellas.

FELIZ JUEVES!

(Fuente Nocetman: Convento de San Pablo y San Gregorio ,Valladolid)

sábado, 5 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 09/01/19

Los milagros y las parábolas van manifestando que Jesús es el Mesías. Con paciencia elige e instruye a los discípulos, los insta a anunciarlo con palabras y gestos. Pero hoy los encontramos desconcertados y temerosos, en medio del lago, en la intemperie de la madrugada. La misma presencia de Jesús les asusta.

En esta barca de la propia vida, o en la de nuestra comunidad de fe o la Iglesia, tenemos que surcar las noches de silencios y dudas, y dejar espacio para el misterio. Jesús no nos deja solos:” Ánimo, soy yo, no tengáis miedo”. Me encanta el último versículo, que describe el asombro de los discípulos. ¿Cuántas veces nos pasa eso mismo? Dios se nos hace presente de una forma muy evidente, o somos testigos de un gran gesto de amor, o palpamos la providencia en un momento determinado. Y nos quedamos desconcertados, nos cuesta creerlo, casi que nos asusta. Tenemos que ser testigos de esa Palabra que atraviesa el desconcierto, se manifiesta y se traduce en amor. Más aún, tenemos que proclamarla, con pocas palabras, con la vida.

FELIZ MIERCOLES!!

(Fuente Nocetnam: Hna. Águeda Mariño Rico)

Comentario lectura evangelio 08/01/19

Saber compartir lo poco que somos y tenemos. «La actitud de Jesús es totalmente distinta, y es consecuencia de su unión con el Padre y de la compasión por la gente, esa piedad de Jesús hacia todos nosotros: Jesús percibe nuestros problemas, nuestras debilidades, nuestras necesidades. Ante esos cinco panes, Jesús piensa: ¡he aquí la providencia! De este poco, Dios puede sacar lo necesario para todos. Jesús se fía totalmente del Padre celestial, sabe que para Él todo es posible. Por ello dice a los discípulos que hagan sentar a la gente en grupos de cincuenta —esto no es casual, porque significa que ya no son una multitud, sino que se convierten en comunidad, nutrida por el pan de Dios. Luego toma los panes y los peces, eleva los ojos al cielo, pronuncia la bendición — es clara la referencia a la Eucaristía—, los parte y comienza a pasar a los discípulos, y los discípulos los distribuyen... los panes y los peces no se acaban, ¡no se acaban! He aquí el milagro: más que una multiplicación es un compartir, animado por la fe y la oración. Comieron todos y sobró: es el signo de Jesús, pan de Dios para la humanidad»

FELIZ MARTES!!

(Papa Francisco)

Comentario lectura evangelio 07/01/19

El Señor se retiró a vivir a Cafarnaúm para cumplir lo que había anunciado la Sagrada Escritura. Jesús se entregaba al cumplimiento de la voluntad del Padre, vivía con el deseo de agradarlo y de buscar su gloria. Desde el momento de su Encarnación hasta el último suspiro en la cruz, se caracterizó por la sumisión total y libre a la voluntad de Dios, su Padre. Clavemos en nuestro corazón esa misma inquietud de amar a Dios sobre todas las cosas y de aceptar su Providencia en los pequeños acontecimientos de todos los días. 

El texto de san Mateo nos dice también que Jesús predicaba la conversión. Convertirse es nacer de nuevo. Se trata de un proceso de transformación que dura toda la vida. Un medio concreto que el Señor nos da para ello es el sacramento de la Reconciliación, por él, Dios nos libra de nuestros pecados, nos ofrece su amistad y nos fortalece con su gracia para evitar el pecado. Sólo la fuerza del amor de Dios puede cambiar nuestros corazones. Sólo Dios puede hacer nueva toda nuestra vida.

FELIZ LUNES Y SEMANA!!

(Fuente Nocetnam: Regnum Christi)

jueves, 3 de enero de 2019

Santo del Dia: Epifania del Señor


Epifanía significa "manifestación". Jesús se da a conocer. Aunque Jesús se dio a conocer en diferentes momentos a diferentes personas, la Iglesia celebra como epifanías tres eventos:
Su Epifanía ante los Reyes Magos (Mt 2, 1-12)
Su Epifanía a San Juan Bautista en el Jordán
Su Epifanía a sus discípulos y comienzo de Su vida pública con el milagro en Caná.
La Epifanía que más celebramos en la Navidad es la primera.
La fiesta de la Epifanía tiene su origen en la Iglesia de Oriente. A diferencia de Europa, el 6 de enero tanto en Egipto como en Arabia se celebraba el solsticio, festejando al sol victorioso con evocaciones míticas muy antiguas. Epifanio explica que los paganos celebraban el solsticio invernal y el aumento de la luz a los trece días de haberse dado este cambio; nos dice además que los paganos hacían una fiesta significativa y suntuosa en el templo de Coré. Cosme de Jerusalén cuenta que los paganos celebraban una fiesta mucho antes que los cristianos con ritos nocturnos en los que gritaban: "la virgen ha dado a luz, la luz crece".
Entre los años 120 y 140 AD los gnósticos trataron de cristianizar estos festejos celebrando el bautismo de Jesús. Siguiendo la creencia gnóstica, los cristianos de Basílides celebraban la Encarnación del Verbo en la humanidad de Jesús cuando fue bautizado. Epifanio trata de darles un sentido cristiano al decir que Cristo demuestra así ser la verdadera luz y los cristianos celebran su nacimiento.
Hasta el siglo IV la Iglesia comenzó a celebrar en este día la Epifanía del Señor. Al igual que la fiesta de Navidad en occidente, la Epifanía nace contemporáneamente en Oriente como respuesta de la Iglesia a la celebración solar pagana que tratan de sustituir. Así se explica que la Epifanía se llama en oriente: Hagia phota, es decir, la santa luz.
Esta fiesta nacida en Oriente ya se celebraba en la Galia a mediados del s IV donde se encuentran vestigios de haber sido una gran fiesta para el año 361 AD. La celebración de esta fiesta es ligeramente posterior a la de Navidad.
Los Reyes Magos
Mientras en Oriente la Epifanía es la fiesta de la Encarnación, en Occidente se celebra con esta fiesta la revelación de Jesús al mundo pagano, la verdadera Epifanía. La celebración gira en torno a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres Reyes Magos (Mt 2 1-12) como símbolo del reconocimiento del mundo pagano de que Cristo es el salvador de toda la humanidad.
De acuerdo a la tradición de la Iglesia del siglo I, se relaciona a estos magos como hombres poderosos y sabios, posiblemente reyes de naciones al oriente del Mediterráneo, hombres que por su cultura y espiritualidad cultivaban su conocimiento de hombre y de la naturaleza esforzándose especialmente por mantener un contacto con Dios. Del pasaje bíblico sabemos que son magos, que vinieron de Oriente y que como regalo trajeron incienso, oro y mirra; de la tradición de los primeros siglos se nos dice que fueron tres reyes sabios: Melchor, Gaspar y Baltazar. Hasta el año de 474 AD sus restos estuvieron en Constantinopla, la capital cristiana más importante en Oriente; luego fueron trasladados a la catedral de Milán (Italia) y en 1164 fueron trasladados a la ciudad de Colonia (Alemania), donde permanecen hasta nuestros días. 
El hacer regalos a los niños el día 6 de enero corresponde a la conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús y hacerle regalos tomando en cuenta que "lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis" (Mt. 25, 40); a los niños haciéndoles vivir hermosa y delicadamente la fantasía del acontecimiento y a los mayores como muestra de amor y fe a Cristo recién nacido.


Comentario lectura evangelio 06/01/19

Jesús nace en Belén para todos los hombres, para los de cerca y para los de lejos, para los judíos y para los gentiles, para los pastores y para los magos que vienen de oriente. No hay acepción de personas. Pero los primeros en recibirlo van a ser los pobres, los pastores, para que se vea que "los pobres son evangelizados", como había dicho el profeta Isaías. Y, después, llegarán los magos guiados por una estrella y buscando su significado La estrella que nos conduce a todos, debe ser la que nos saca de casa, del acomodo en bienes y opiniones, de las certezas humanas, de la pretensión de poseer la verdad. Herodes interroga a los magos y termina persiguiendo a los niños inocentes. Los que se creen en posesión de la verdad lo único que hacen es enseñar "sus verdades" despóticamente al pueblo. Los magos no fueron a Belén cargados de razón, sino preocupados y encaminados por una pregunta. Se acercaron al pesebre de Belén para contemplar la verdad hecha carne.

¿Qué regalo espera Dios de nosotros? En un día de ilusión para los niños y de regalos para todos debemos hacernos esta pregunta. Dios acepta nuestra debilidad, lo que somos, nuestro pecado y nuestras fragilidades, para rehabilitarnos y hacernos plenamente felices. Quiere que descarguemos ante él las pesadas cargas que nos impiden ser nosotros mismos.

FELIZ DIA DE REYES!!!

Comentario lectura evangelio 05/01/19

Has de ver cosas mayores

Lo decisivo para un cristiano es el encuentro con Jesús. Aun con las características personales de cada uno, hay algo común en todos los que encuentran a Jesús o, más bien, son encontrados por Jesús. Antes o después, Jesús les explica quién es él, para confesar: “Tú eres el Hijo de Dios” y lo mucho que les ama. Como consecuencia de este encuentro, Felipe, Natanel, y tantos y tanto millones de personas hasta el día de hoy han decidido seguir a Jesús hasta el final: “Te seguiré donde quiera que vayas”.

Jesús no se queda con lo revelado en el primer encuentro. A todos sus seguidores, poco a poco, les hace “ver cosas mayores”. Es capaz de regalarles su potente luz para que logren recorrer el camino terreno con luz suficiente, sin las sombras de las tinieblas. Es capaz de asegúrarles que nunca les dejará solos, que andará el camino con ellos. Es capaz, de regalarles su potencia amatoria para que logren amar como él ama y a todos los que él ama. Es capaz de prepararles una estancia en casa de su Padre Dios para que disfruten de la felicidad total por toda una eternidad. Es verdad, Jesús, después de nuestro primer encuentro con él, “nos hace ver cosas mayores”.

FELIZ SABADO DE CABALGATA!!

(Fuente Nocetnam: Fray Manuel Santos Sánchez)

Comentario lectura evangelio 04/01/19

Los primeros seguidores de Jesús provenían de la "cantera" de Juan el Bautista. Aquí se ven los verdaderos frutos del apóstol que no trabaja para sí sino para el Señor. Jesús reconoce su trabajo y su labor y ensalza la figura del bautista. Los discípulos de Jesús comienzan a propagarse. Juan, Andrés, y este último traerá a su hermano, Pedro. Son los inicios de la Iglesia.

Como hicieron estos primeros discípulos, acerquémonos también al Maestro para preguntarle: ¿dónde vives, Jesús? Tú me lo muestras, de un modo muy sencillo. Vives en cada hermano de este mundo, en cada peatón anónimo de la calle, en mi enemigo… "Aquel que no ame al prójimo, ése no vive conmigo, no es mi discípulo". Andrés y Juan lo acompañaron: fueron, vieron y se quedaron con Él.

Es la imagen del discípulo de Cristo: aquel que lo acompaña, vive con Él, lo posee en su corazón y su alma por la vida de gracia. Aquel que se arrepiente cuando cae y pide perdón, aquel que perdona y no guarda rencor, aquel que aborrece el pecado y se declara enemigo del demonio pues su amigo íntimo es Jesús.

Con el trajín diario nos podemos olvidar de que lo principal en nuestra vida de cristianos es nuestra relación con Cristo y nuestra vida de gracia. No nos damos cuenta de que nos podemos convertir en cristianos adormecidos que se van olvidando de Cristo y terminan reduciendo el cristianismo a ir a Misa los domingos. Ser cristiano es mucho más, significa ser amigo de Cristo. Y ya sabemos lo que esto significa, cruz, sacrificio, amor, felicidad.

FELIZ VIERNES DE NAVIDAD.

(Fuente Nocetnam: Regnum Christi)

miércoles, 2 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 03/01/19

«Ya en el Antiguo Testamento los profetas eran conscientes de estar llamados a dar testimonio con su vida de lo que anunciaban, dispuestos a afrontar incluso la incomprensión, el rechazo, la persecución. La misión que Dios les había confiado los implicaba completamente, como un incontenible "fuego ardiente‟ en el corazón, y por eso estaban dispuestos a entregar al Señor no solamente la voz, sino toda su existencia. En la plenitud de los tiempos, será Jesús, el enviado del Padre, el que con su misión dará testimonio del amor de Dios hacia todos los hombres, sin distinción, con especial atención a los últimos, a los pecadores, a los marginados, a los pobres. Él es el Testigo por excelencia de Dios y de su deseo de que todos se salven. En la aurora de los tiempos nuevos, Juan Bautista, con una vida enteramente entregada a preparar el camino a Cristo, da testimonio de que en el Hijo de María de Nazaret se cumplen las promesas de Dios. Cuando lo ve acercarse al río Jordán, donde estaba bautizando, lo muestra a sus discípulos como "el Cordero de Dios‟».

FELIZ JUEVES DE NAVIDAD!!

(Fuente Nocetnam:  Benedicto XVI)

martes, 1 de enero de 2019

Comentario lectura evangelio 02/01/19

Yo no soy el Mesías

Hoy en el evangelio contemplamos la figura de Juan Bautista. Hay dos virtudes que destacan en Juan, su humildad y su veracidad.

Juan no quiso hablar de sí mismo ni contar sus méritos o sus buenas obras. Él pudo engañar a los fariseos y judíos que fueron a preguntarle quién era, pero no lo hizo y negó ser el Mesías. Como hombre humilde que era, se identificó como la voz, y la voz sin la Palabra, que es Cristo, no es nada, como dice San Agustín. La voz tiende a desaparecer, Juan lo tenía claro: “yo tengo que menguar y Él que crecer”.

Los cristianos, también tenemos la misión de ser esa voz humilde que dé testimonio de Jesucristo, que anuncie la salvación y ayude a los que no creen a encontrarse con Cristo.

Juan no se consideró el centro, nosotros debemos también aprender esta lección y no ponernos en el lugar de Cristo, no hacernos los protagonistas, nosotros somos meros instrumentos, el incienso es para Dios.


El Precursor, también en este tiempo de Navidad nos sigue llamando a conversión, como ya lo hizo en tiempo de Adviento. Preparar los caminos del Señor significa abandonar el pecado y acercarnos a la gracia, significa ser humildes y dejar al Señor que entre en nuestro corazón y limpie todo lo que nos impide ver a Dios, que está en medio de nosotros, de nuestra existencia y de nuestra vida.

Al comenzar este nuevo año preguntémonos si somos verdaderos testigos de Cristo, ¿somos esa voz que anuncia al mundo: “en medio de vosotros está…? ¿Sabemos decir, humildemente,yo no soy”?

Señor, enséñanos a no presumir nunca de nosotros mismos, a no querer ser el centro y a ser humildes, sabiendo que todo lo hemos recibido de tu bondad. Ayúdanos a descubrir que estás en medio de nosotros.

FELIZ PRIMER MIERCOLES DEL AÑO!!

(Fuente Nocetnam: Monasterio de Sta. Ana, Murcia)