martes, 14 de agosto de 2018

Comentario lectura evangelio 16/08/18

¿Cuántas veces tengo que perdonar?

La verdad es que la respuesta de Jesús a la pregunta de Pedro de cuántas veces hay que perdonar al hermano si nos ofende, es clara y rotunda, no siete veces, sino setenta veces siete, es decir, siempre.

Por propia experiencia, sabemos que a veces, resulta difícil perdonar. Hay algunos que afirman que hay acciones que son imperdonables. Jesús no es de la misma opinión. No hay nada, por fuerte que sea, que no sea perdonable y que no debamos perdonar. Jesús, lo deja claro en la parábola de hoy. 

Si Dios nos perdona, y siempre tiene la mano levantada para perdonarnos, nosotros debemos imitarle y perdonar a los hermanos. De lo contrario, con qué cara íbamos a presentarnos a Dios a pedirle que nos perdonase.

Hay una segunda razón para perdonar siempre. Quien no perdona, quien acumula resentimiento, odio… en su corazón contra alguien, es el que sale más perjudicado. El rencor, el odio, el no perdón es algo que no nos deja ser felices, es algo que nos hace daño, que nos aprisiona en sus dañinas redes, convirtiéndonos en sus esclavos, robándonos nuestra libertad.
 
Lo de siempre. Lo mejor es seguir a Jesús. También en lo del perdón es el mejor camino para estar a gusto en la vida. 

(Fuente: Fray Manuel Santos Sánchez)

sábado, 11 de agosto de 2018

Funcion San Bernardo


Festividad de San Bernardo




El próximo lunes 20 de Agosto, la Hermandad celebrará Solemne Función en honor a su titular la San Bernardo.

La misa de esta festividad será a las 20:30.


viernes, 10 de agosto de 2018

Comentario lectura evangelio 11/08/18

Por vuestra poca fe.

Un hombre se acerca a Jesús pidiéndole compasión para su hijo. Este hombre se arrodilla ante Él, este signo de arrodillarse es signo de adoración. Jesús no pide muchas explicaciones, hombre de misericordia, pide la presencia del muchacho. 

Previamente, lleno de desconcierto, se muestra duro con sus discípulos por su falta de fe y por impedir así la sanación. Esa falta de fe, de confianza le entristece, ellos no son capaces de percibir el poder de Dios. El poder otorgado a los discípulos no viene sino del actuar en nombre de Dios, y no el propio. Dios es nuestra roca, nuestra seguridad.

La fe que es autentica, aunque sea pequeña como el grano de mostaza, es participación del poder de Dios.

Hoy seguimos viviendo con una fe pobre, débil, que nos tiene atados y apegados a todo lo de este mundo. Tenemos que aprender a confiar, a ver la nueva Luz que Jesús nos da. Desde allí seremos liberados de tantas esclavitudes. Necesitamos una fe fuerte que nos ayude a despertar a confiar.

(Fuente: Monasterio Sta. María la Real - MM. Dominicas 
Bormujos, Sevilla) 

sábado, 4 de agosto de 2018

Comentario lectura evangelio 07/08/18

¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo! 

En ocasiones nos sucede lo mismo que les aconteció a los discípulos y tememos que Jesús es sólo un fantasma que no está vivo ni presente en nuestra vida. En varias situaciones hemos experimentado lo mismo que Pedro, ante la fuerza del viento de las dificultades dejamos de creer y de confiar. 

La misma vida nos hace ver que todo puede derrumbarse por motivos ajenos a nosotros y en cualquier momento. 

Entonces descubrimos que todo lo humano necesita algo en lo cual anclarse, algo que no pueda hundirse o desaparecer. La esperanza del cristiano no se basa en ideas o en previsiones humanas, sino que se funda en Dios. Dios es nuestra firme esperanza. Sólo Él es nuestra seguridad.

Al mismo tiempo, cada uno ha de ser una fuente de esperanza para los demás, porque nuestra esperanza es esencialmente esperanza para los demás. Sólo así es verdaderamente esperanza para cada uno de nosotros. 

Terminemos nuestra oración haciendo un acto de completa confianza en Dios. Busquemos desprendernos de aquellas seguridades materiales o humanas y afiancemos nuestra vida en Dios.

Función Virgen del Refugio

Festividad de la Virgen del Refugio

Resultado de imagen de Santisima Virgen del Refugio

El próximo lunes 13 de Agosto, la Hermandad celebrara Solemne Función en honor a su titular la Santísima Virgen del Refugio.

La misa de esta festividad será a las 20:30.

Santo del dia: La Asunción de la Virgen Maria

La Asunción de la Virgen Maria

La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos.

Este día, recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, el cuerpo de María estuvo siempre libre de pecado. Era totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado.


Resultado de imagen de La Asuncion de la Virgen MariaTambién, tenemos presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre María y cómo ella supo responder a éstas. Ella alcanzó la Gloria de Dios por la vivencia de las virtudes. Se coronó con estas virtudes.

La maternidad divina de María fue el mayor milagro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María por su sola la maternidad, sino por sus virtudes: su caridad, su humildad, su pureza, su paciencia, su mansedumbre, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento.

María cumplió perfectamente con la voluntad de Dios en su vida y eso es lo que la llevó a llegar a la gloria de Dios.







En la Tierra todos queremos llegar a Dios y en esto trabajamos todos los días. Esta es nuestra esperanza. María ya ha alcanzado esto. Lo que ella ha alcanzado nos anima a nosotros. Lo que ella posee nos sirve de esperanza.
María tuvo una enorme confianza en Dios y su corazón lo tenía lleno de Dios.


Ella es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudarnos en todo lo que le pidamos.

Resultado de imagen de La Asuncion de la Virgen MariaUn poco de historia

El Papa Pío XII definió como dogma de fe la Asunción de María al Cielo en cuerpo y alma el 1 de noviembre de 1950.

La fiesta de la Asunción es “la fiesta de María”, la más solemne de las fiestas que la Iglesia celebra en su honor. Este día festejamos todos los misterios de su vida.

Es la celebración de su grandeza, de todos sus privilegios y virtudes, que también se celebran por separado en otras fechas.




Este día tenemos presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre, María. ¡Qué bien supo Ella corresponder a éstas! Por eso, por su vivencia de las virtudes, Ella alcanzó la gloria de Dios: se coronó por estas virtudes.

María es una obra maravillosa de Dios: mujer sencilla y humilde, concebida sin pecado original y, por tanto, creatura purísima. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado de Dios.

En la Tierra todos queremos llegar a Dios y por este fin trabajamos todos los días, ya que ésa es nuestra esperanza. María ya lo ha alcanzado. Lo que ella ya posee nos anima a nosotros a alcanzarlo también.

María tuvo una enorme confianza en Dios, su corazón lo tenía lleno de Dios. Vivió con una inmensa paz porque vivía en Dios, porque cumplió a la perfección con la voluntad de Dios durante toda su vida. Y esto es lo que la llevó a gozar en la gloria de Dios. Desde su Asunción al Cielo, Ella es nuestra Madre del Cielo.

Santo del dia: Transfiguración del Señor

Transfiguración del Señor

Narra el santo Evangelio (Lc. 9, Mc. 6, Mt. 10) que unas semanas antes de su Pasión y Muerte, subió Jesús a un monte a orar, llevando consigo a sus tres discípulos predilectos, Pedro, Santiago y Juan. Y mientras oraba, su cuerpo se transfiguró. Sus vestidos se volvieron más blancos que la nieve,y su rostro más resplandeciente que el sol. Y se aparecieron Moisés y Elías y hablaban con El acerca de lo que le iba a suceder próximamente en Jerusalén.

Pedro, muy emocionado exclamó: -Señor, si te parece, hacemos aquí tres campamentos, uno para Ti, otro para Moisés y otro para Elías.

Pero en seguida los envolvió una nube y se oyó una voz del cielo que decía: "Este es mi Hijo muy amado, escuchadlo".

Trasfiguración del Señor
El Señor llevó consigo a los tres apóstoles que más le demostraban su amor y su fidelidad. Pedro que era el que más trabajaba por Jesús; Juan, el que tenía el alma más pura y más sin pecado; Santiago, el más atrevido y arriesgado en declararse amigo del Señor, y que sería el primer apóstol en derramar su sangre por nuestra religión. Jesús no invitó a todos los apóstoles, por no llevar a Judas, que no se merecía esta visión. Los que viven en pecado no reciben muchos favores que Dios concede a los que le permanecen fieles.

Eso sigue sucediendo a las personas que rezan con fervor. La oración les transfigura y embellece el alma y les vuelve mucho más agradables a Dios.


Dos personas muy famosas del Antiguo Testamento. Moisés en nombre de la Ley, y Elías en nombre de los profetas, venían a respaldar y felicitar a Jesucristo y a proclamar que El es el enviado de Dios para salvar al mundo.

Es un elogio hermosísimo hecho por el Padre Dios, acerca de Jesucristo. Es su Hijo Unico. Es amadísimo por Dios, y es preferido por El a todos los demás seres que existen. Verdaderamente merece nuestro amor este Redentor tan amado por su Padre que es Dios.